Estamos en:recursos: itinerario de la Fuentona de Muriel

itinerario a la Fuentona de Muriel

Félix Martínez Moñux


itinerario Fuentona (.pdf)

definición

al caminar!

al caminar!

La actividad que se va a desarrollar se engloba bajo el nombre genérico de itinerario ambiental a la Fuentona de Muriel. Se trata de un itinerario a pie, de unos 4,5 kilómetros de recorrido, con diferentes paradas en los puntos de especial interés por su relación con determinados aspectos de la educación ambiental y con los contenidos de la educación formal. El recorrido a pie permite un contacto directo con el medio y la percepción de una amplia gama de valores paisajísticos, geológicos, botánicos, faunísticos y antropológicos. En este sentido lo denominamos ambiental, puesto que el itinerario nos servirá para percibir las relaciones entre todos estos elementos y las interacciones entre el medio físico y humano, característica más relevante de la educación ambiental.

Si bien el disfrute de la naturaleza, de sus colores, olores, sonidos, sabores, es uno de los objetivos de cualquier itinerario ambiental, dado que el Proyecto Educativo del Pueblo–Escuela de Abioncillo contempla el apoyo y complementación de la educación formal, aprovecharemos para tratar una serie de contenidos relacionados con las áreas y los niveles de los alumnos, puesto que la observación y percepción directa de determinados elementos –como pueden ser rocas, pliegues, ecosistemas, construcciones populares, topónimos, cultivos, cañada, etc. facilita sobremanera el aprendizaje y complementa la formación reglada, de modo que intentaremos hacer el recorrido integrando una serie de temas aparentemente dispares propios de la Geografía, las Ciencias Naturales, la Lingüística, la Historia y la Antropología que proporcionen una visión globalizada del medio en el que los alumnos se desenvuelven.

No obviaremos los aspectos más específicos de la educación ambiental, referentes a la detección de los impactos ambientales, sus causas y posibles soluciones como temas de reflexión y la necesidad de la concienciación y el compromiso individual para la conservación de una zona de gran valor ambiental. El recorrido discurre entre sabinares, roza el pinar de Muriel y finaliza en la Fuentona de Muriel, declarada Monumento Natural por la Junta de Castilla y León en 1998, una pequeña surgencia donde a través sendos sifones –el último (2010), todavía en exploración de 115 metros de profundidad– nace el río Abión.

Objetivos generales

Los objetivos generales del itinerario son los siguientes:

  • Propiciar un contacto directo con la naturaleza y disfrutar de los diferentes elementos que la configuran: paisaje, olores, sonidos...
  • Discernir los elementos más representativos de la gea, flora y fauna del recorrido, así como las interacciones que existen entre ellos.
  • Conocer las actividades humanas y sus influencias en relación con el medio objeto del recorrido.
  • Estimular la motivación hacia el estudio y el aprendizaje por medio de la respuesta de preguntas en relación con el medio objeto del recorrido.
  • Promover actitudes científicas por medio de la observación, análisis y estudio del medio físico y humano.
  • Desarrollar la sensibilidad y la percepción del medio a través de actividades lúdicas.
  • Fomentar actitudes de responsabilidad individual y colectiva tendentes a conservar el patrimonio natural e histórico.

nivel y número de alumnos

el río Abion

el río Abion

El presente itinerario aunque no presenta dificultades especiales en el acceso hasta la Fuentona, está indicado para edades a partir de 10 años, dado que se trata de un recorrido largo, de 4,5 kilómetros aproximadamente –sólo ida. La mayor parte del itinerario transcurre por camino aunque, el mismo se abandone en algunos tramos para conocer los Requejos y el Pinar de Muriel. Todo el camino es apto para el tránsito con silla de ruedas. Las actividades que planteamos, independientemente de que sean adecuadas para niveles superiores, están pensadas para alumnos/as de 1º y 2º de la ESO. El número ideal de alumnos es de 15, aunque puede llegar hasta 20 participantes.

contenidos

El itinerario se acompaña con material didáctico referente a:

  • Mapa topográfico: escala 1:50.000,
  • Fichas sobre Mapa Topográfico,
  • Claves de árboles y arbustos más comunes de la zona,
  • Ficha sobre el pliegue de Muriel,
  • Plano con el perfil de la Fuentona de Muriel.

En relación con el mapa topográfico, desde el mismo pueblo observaremos un amplio campo visual del paisaje para corroborarlo en el mapa, repasaremos nociones de orientación, y ensayaremos las diferentes formas de orientarnos para localizar sobre el mapa diferentes elementos geográficos. Mediante la comprensión del concepto matemático de escala resolveremos el problema de calcular la distancia que nos separa de la Fuentona de Muriel. Observando las curvas de nivel calcularemos la altitud de diferentes puntos del mapa sobre el nivel del mar, la diferente representación de las zonas llanas de las escarpadas y repasaremos la influencia sobre el clima. Mediante el manejo de las coordenadas de varios puntos veremos la utilidad del sistema para situar los puntos sobre el mapa. Finalmente con la conexión entre lenguaje y geografía por medio de topónimos, descubriremos la interesante información que determinados nombres de parajes nos dan acerca del relieve, de la vegetación pasada o presente, de la fauna pasada o actual y de las actividades del hombre.

Antes de emprender la marcha observaremos brevemente la geomorfología del terreno, el valle o "Vega de la Sangre" y los montes –Águila y Peñas Altas–, que forman parte del geosinclinal, lo cual nos facilitará entender mejor el anticlinal de Muriel.

Distinguiremos a través de los colores, tres de las rocas típicas de tres épocas geológicas: las calizas sedimentarias del cretáceo, que estamos pisando en el pueblo, con alusión al buzamiento que presentan, las arcillas y conglomerados de color ocre rojizo en los márgenes y fondo de la vega de la era terciaria y la franja más o menos estrecha de tierra blanca a ambos lados del río Abión, formación del cuaternario de calizas travertinas degradadas y erosionadas que constituyen la zona más fértil de cultivo de Abioncillo.

La primera parada si seguimos el margen derecho del río Abión la efectuaremos en el pastizal de los Requejos, restos de la escasa propiedad comunal de Abioncillo, donde observaremos –fichas en mano– los árboles y arbustos del bosque de ribera. Los alumnos deberán identificar algunos de los elementos de este rico ecosistema: sauces, chopos, endrinos, aligustre, rosal silvestre, majuelo... Las plantas acuáticas las dejaremos para el taller de "Ecosistema del Río", aunque destacaremos algunos elementos de la fauna fáciles de identificar como las madrigueras de las ratas de agua (Arvicola amphibius), tejón (Meles meles), ratón de campo (Apodemus sylvaticus), topo (Talpa europaea) y según la época es fácil ver la garza real (Ardea cinerea), abejaruco (Merops apiaster), martín pescador (Alcedo atthis), o los sedentarios rabilargos (Cyanopica cyanus), lavanderas (Motacilla alba y M. Cinerea) y polla de agua (Gallinula chloropus), o escuchar –es un buen lugar para hacerlo–, durante un par de minutos, los cantos de los abundantes paseriformes que encuentran comida y refugio entre el río y la espesa vegetación circundante.

Saliendo de la alambrada que delimita este prado comunal, bordearemos fincas de labor donde además de apreciar la tierra toba, podremos conocer el tipo y estado estacional de los monocultivos de trigo y cebada.

Ya en el estrecho del Calar, tajo abierto por el río Abión, volveremos a apreciar las calizas masivas del Cretáceo superior, y la difícil vida de las sabinas (Junniperus thurifera), que las pueblan buscando las grietas o estratos donde encontrar algo de suelo y humedad. Dejamos a la derecha la antigua presa que alimentaba los regadíos de Abioncillo a ambos márgenes del río distribuyendo por medio de, hoy abandonadas acequias, el agua a prados y huertas para detenernos en el excepcional pliegue de Muriel.

Mediante la lectura de la ficha didáctica repasaremos como se forman los pliegues de la corteza terrestre, bajo que condiciones y después, los alumnos deberán distinguir los diferentes elementos que lo conforman –charnela, estratos, eje... ––así como averiguar que tipo de pliegue se trata.

En las inmediaciones podríamos buscar algún fósil –ostreidos, bivalvos, amonites –, que ratificarán parte de la información e hipótesis sobre la edad de las rocas, e introducir alguna consideración acerca de las condiciones de fosilización, tipo de fauna pasada, etc. y también sobre la preservación de los yacimientos fosilíferos, por lo que se les advertirá en todo caso de la necesidad de no esquilmar los yacimientos y tan sólo recoger un limitado nº de ejemplares (2 o 3 representaciones por grupo). Al respecto es útil que el profesor lleve consigo alguno de los fósiles para mostrar a los alumnos.

En el refugio de pescadores colindante nos podremos detener a observar esta construcción que nos servirá par comparar los elementos de la construcción popular con los del refugio: similitudes y diferencias –materiales extraños en la zona como la pizarra, soportales al norte...–. También aprovecharemos para estudiar la sabina como árbol dominante en el entorno de Abioncillo: que estudien la forma de la hoja, del fruto, y similitudes con árboles que conozcan como el ciprés o la arizónica y especificidades sobre el mismo, así como su aprovechamiento tradicional –ramoneo, construcción, mobiliario–, y su estado legal actual como especie protegida.

Mientras remontamos la Cuesta de Las Llanadas, podemos ir apreciando la sustitución de las calizas, por las arenas y cuarcitas del Cretáceo inferior, debido a la erosión del vientre del anticlinal anterior y observar el cambio de vegetación determinado por la diferencia entre suelos calizos y silíceos. También es posible observar la falla en el flanco norte del cerro del Águila, con la interrupción de los estratos paralelos por una formación masiva de calizas.

Un buen ejemplo del cambio de vegetación aludido es la aparición del pinar, la cual aprovecharemos para adentrarnos en el Pinar de Muriel. En el mapa señalarán el lugar exacto el nombre del paraje, Los Robles, buscando una explicación al citado topónimo. Estamos en el límite meridional de la comarca de Pinares por lo que resulta interesante una breve descripción del carácter comunal de estos bosques, de la economía forestal y ganadera y de los beneficios ecológicos y económicos que ello conlleva: en general buen gestión de los bosques, un reparto democrático de los ingresos que genera la madera, desarrollo sostenible, los recursos ganaderos, micológicos, turísticos...

Una breve mirada alrededor nos dará pistas para comprender el ecosistema del pinar, relativamente pobre en variedad de especies vegetales dada la acidez del suelo provocado por la zarabuja del pino que aumenta la acidez propia de las arenas y areniscas sobre las que se asienta. Además de identificar dos variedades de pino (P. pinaster y P. sylvestris), podremos observar el brezo (Calluna vulgaris), la jara (Cistus laurifolius), el cantueso (Lavandula pedunculata) como matorral y estrato arbustivo más representativo. También unas notas sobre la abundancia de roedores a través de sus restos: ardillas y ratones.

El pinar de Muriel es un buen lugar, si el tiempo no apremia, para desarrollar algún juego de percepción. Uno apropiado podría ser un juego de lazarillo, por ejemplo "busca tu árbol". La búsqueda a ciegas del árbol identificado mediante el tacto, permitirá introducirles en la noción de diferencia dentro de la variedad (la historia individual de cada árbol como ser vivo) y del preeminente uso de algunos de nuestros sentidos, en comparación con otras especies.

la casa del parque del sabinar

la casa del parque del sabinar

Continuando el camino, y entre naves ganaderas de fuerte impacto visual, llegamos a Muriel de la Fuente donde podemos sensibilizar a los alumnos sobre la degradación del patrimonio arquitectónico comparando alguna de las escasas casas pinariegas en pie y las nuevas construcciones. En función del tiempo disponible y de las apetencias del grupo/profesorado, cruzaremos por una pasarela el río para llegar al antiguo palacio de los Santa Coloma del siglo XVI, en ruina total hasta que fue reconstruido y abierto en junio de 2005, como centro de información e interpretación de los parajes naturales de la Fuentona de Muriel y del sabinar de Calatañazor: la Casa del Parque del Sabinar. Este equipamiento cuenta con monitores especializados quien nos contarán en las diversas salas, aspectos del LIC Sierra de Cabrejas, de la surgencia de la Fuentona con cámara que emite en directo desde allí, de la sabina, de otros espacios de la Red de Espacios Naturales de la Junta de Castilla y León, etc. La visita no bajaría en ningún caso de 25 minutos –45 si se ve un audiovisual– lo que hay que tener en cuenta para planificar el recorrido.

En el último tramo del itinerario, pasado el puente sobre el río Abión, nos encontramos con la ermita de la Virgen del Valle, muestra del románico rural, lugar interesante para introducir el concepto de impacto ambiental en referencia a la extracción de zahorra de las margas al pie de la ermita. Junto al impacto visual que provoca este desmonte ausente de vegetación veinte años después de haberse realizado, nos pone al descubierto alguna de las tumbas medievales no destruidas con la intervención. Sensibilizar sobre la pérdida de información que supone la destrucción del patrimonio histórico y de la necesidad de la contribución de todos para evitarlo forma parte de los contenidos actitudinales de la educación ambiental.

Por encima de la ermita se vislumbran los restos de la torre defensiva de Muriel, a primera vista sin puerta en la planta baja, lo cual significaría su función netamente defensiva con acceso mediante escalera recogible a la primera planta, al estilo de otras torres de la línea fronteriza del Duero hacia los siglos X–XI.

Dejamos la piscifactoría de Muriel a nuestra derecha reconvertida hoy en establecimiento hostelero de temporada.

El camino para vehículos se acaba en el antiguo refugio de pescadores. Ahora es un punto de observación de fauna, especialmente atractivo en primavera y verano cuando el monitor responsable enseña, con el catalejo, los nidos de buitres presentes en los roquedos calizos. También desde aquí podemos contemplar el flanco norte del anticlinal de Muriel y observar perfectamente el buzamiento de los estratos sobre las escaleras contiguas al refugio.

la cascada de invierno

la cascada de invierno

Llegados a la Fuentona de Muriel, haremos referencia a las diferentes formas del modelado cárstico que hemos observado en el camino y a la nueva forma de modelado –surgencia– que da nacimiento al río Abión. Podemos explicar la singular formación acompañados del plano en perfil que nos ayudará a interpretar la magnificencia de tan singular "ojo de mar", procedente de los acuíferos de la Sierra de Cabrejas a través de un primer sifón de 52 m. de profundidad. A través de una galería seca y por unas pequeñas simas se accede a un segundo sifón mucho más profundo que el primero de manera ininterrumpida se llegan a los 115 metros de profundidad y la galería, después de ascender a los –95 y descender hasta los –106 continua, para deleite de los espeleobuceadores que se juegan la vida para llegar hasta el fondo de la galería. Estos últimos datos son de la exploración que hizo el equipo de "Al filo de lo Imposible" en concreto de sus componentes Amaya Olea y Daniel Santamaría el 11 de septiembre de 2010. Son un total de 583metros de cueva inundada los explorados hasta hora. El caudal del agua, la coloración y la flora y fauna circundante pueden ser objetos de comentario. La declaración por parte de la Junta de Castilla y León como Monumento Natural nos puede servir para hacer reflexionar sobre el porqué de tal sistema de protección y la responsabilidad como visitantes que nos incumbe en su conservación.

El lugar merece unos minutos de contemplación que podremos aprovechar para introducir el juego poético del "Haiku", una variante sencilla de la composición japonesa, consistente en construir una poesía en cinco versos. En relación con un elemento de la naturaleza irán describiendo, diciendo lo que hace y lo que sienten hasta tener una composición a la que incluso los más reticentes se sentirán orgullosos de haber sido capaces de realizar. Puede posteriormente hacerse una selección para el taller de prensa incluyendo los mejores.

el nacimiento del río Abion

el nacimiento del río Abion

Ni que decir tiene que las posibilidades del itinerario a la fuentona de Muriel no se agotan en esta somera descripción: la colonia de buitre leonado próxima al lugar, la cascada del "chorro espeñalagua" en época de lluvias, la fauna que esporádicamente se pueda observar, hacen del itinerario una de las actividades más enriquecedoras del programa del Pueblo–Escuela de Abioncillo y en donde es preciso acotar los temas de observación y estudio si no queremos rebasar las cuatro horas largas que se necesitan para llevarlo acabo. El regreso se realiza con el apoyo de furgoneta o autobús, para no excederse en el tiempo señalado.

contenidos conceptuales

Como cualquier itinerario, este implica en primer lugar un desarrollo de las capacidades motrices del alumno, por lo que desarrollaremos un esfuerzo físico mediante el recorrido a pie del trayecto Abioncillo–Fuentona de aproximadamente 4 kilómetros de recorrido.

He aquí un resumen de los contenidos conceptuales:

  • El alumno deberá aprender a orientarse, tanto de día como de noche, en el medio natural, mediante técnicas, incluida el manejo de la brújula.
  • La comprensión del mapa topográfico conlleva la resolución de distancias, de altitudes sobre el nivel del mar de diferentes punto, de signos convencionales, etc.
  • Observación del paisaje, y detección de los componentes de elementos antrópicos, físicos que lo integran.
  • Determinación de árboles y arbustos mediante claves con la ayuda de fichas didácticas y guías de campo.
  • Percepción de elementos singulares del paisaje mediante los sentidos del tacto, olfato, vista, por ejemplo una sabina.
  • Descripción del fenómeno del modelado cárstico y reconocimiento de las formas del relieve observadas durante el recorrido (surgencia, cañón, canchal...)
  • Comprensión de la formación de pliegues mediante la lectura de la ficha y la observación e interpretación del anticlinal.

contenidos procedimentales

He aquí un resumen de los contenidos procedimentales:

  • Observación y descripción de diferentes tipos de rocas que encontramos durante el recorrido.
  • Utilización de material de observación: prismáticos, lupa, y de cuantificación: términos para medir la temperatura del agua en la Fuentona.
  • Reconocimiento de la fauna a través de la observación directa, o por medio de indicios, huellas, restos observados a lo largo del recorrido.
  • Contraste de opiniones sobre la estética de la arquitectura tradicional y la actual, al atravesar el pueblo de Muriel de la Fuente. 5.Desarrollo de la creatividad mediante la escritura de una poesía relacionada con la naturaleza.
  • Resolución de hipótesis acerca de la relación entre los topónimos y la vegetación, fauna, relieve u hechos históricos.
  • contenidos actitudinales

    He aquí un resumen de los contenidos actitudinales:

    • El recorrido a pie es uno de los mejores tipos de ejercicio físico, que se traduce en una mejora de la salud para controlar el sedentarismo propio de la sociedad actual. La realización de ejercicio, implica a su vez una función catártica para liberarse de las tensiones y restablecer el equilibrio psíquico.
    • Interés por conocer las rocas, animales y plantas del medio natural y reconocimiento de su importancia para las actividades humanas: económicos, laborales, deportivas, de ocio...
    • Las actividades desde la mera observación, pasando por la posible recogida de muestras y las normas de comportamiento ante el medio se realizará una actividad de respeto hacia el medio físico y natural.
    • Rechazo ante los factores y actividades humanas susceptibles de introducir alteraciones en las cadenas y redes del ecosistema.
    • Se potenciará una actitud responsable hacia la conservación del patrimonio natural e histórico–artístico en lo que afecta a nuestra parte como ciudadanos que usamos e impactamos sobre el entorno.
    • Se promoverá la actitud ante la naturaleza como valor en si mismo, independiente del uso o abuso que el hombre hace de él.
    • Sensibilidad ante las actividades humanas transformadoras del medio natural y rechazo de los factores responsables de la contaminación y degradación del mismo.
    • Se fomentarán los valores de participación, solidaridad y trabajo en equipo, en la resolución de las hipótesis y problemas planteados a lo largo del recorrido, así como en la búsqueda de soluciones a los posibles problemas medioambientales detectados.

    bibliografía y webografía

    1. Ministerio de Educación y Ciencia: "Diseño Curricular Base. Educación Secundaria Obligatoria. I Etapa". Madrid. 1989.
    2. Morales Miranda, J.: "Técnicas para la Interpretación del Patrimonio". Programa Terra. Junta de Castilla y León. Consejería de Medio Ambiente. 1998.
    3. Novo M.: "La Educación Ambiental: Base éticas, conceptuales y metodológicas". ED. Universitas. UNESCO. Madrid. 1998.
    4. Rico Vercher, M.: "Educación Ambiental: Diseño Curricular". ED. Cincel. Madrid. 1990.
    5. Sanz Pérez, E. y Medina Ferrer, J.: "Contribución al catálogo espeleológico de la Provincia de Soria –Sifón y Cueva de la Fuentona de Muriel–" Revista Celtiberia. CSIC. 1984. Nº 58
    6. Sanz Pérez, E.: "Las aguas subterráneas en Soria". Colección Temas Sorianos nº 39. Diputación Provincial de Soria. 1999.
    7. Velasco, J.M. y V.AA.: "Itinerario pedagógico Sierra de Cabrejas, Tierra de Calatañazor". Junta de Castilla y León. Consejería de Fomento. Dirección General de Urbanismo, Vivienda y Medio Ambiente. Soria. 1986.
    8. Latorre, P.A.: "Estudio Geológico de los alrededores de Abioncillo". Fondo Bibliográfico de Cooperativa del Río. Soria. 1986.

    Información en la web sobre la Fuentona y los sabinares de la Sierra de Cabrejas:

     
    volver